Berenjenas a la parmesana [versión recargada]

La berenjena, originaria de Asia, sin duda alguna, es uno de los vegetales con más sabor dentro de los alimentos. Son infinitas las recetas que ellas protagonizan, porque,  además de su sabor, su color y forma las hace atractivas a la vista. Además, son fáciles y rápidas de cocinar. Una de las preparaciones favoritas con este vegetal, son las berenjenas a la parmesana. Esta delicia italiana es ideal para un almuerzo de domingo.
Para cocinar berenjenas hay que ser cuidadoso cuando se eligen, ya que pueden tener gusanitos por dentro. Hay que ver que la piel sea lisa y brillante sin abolladuras o agujeros y la pulpa debe sentirse dura al tacto.

En esta ocasión, les enseñaré mi versión recargada de berenjenas a la parmesana. Sí, recargada, porque a diferencia de la receta normal, éstas están previamente enharinadas.

Para 4 – 5 personas

Ingredientes:

– 5   Berenjenas. Moradas o negras.

– 6 huevos

– 250 gr. de harina

– 250 gr. de queso parmesano

– Queso mozzarella

Pelar y cortar transversalmente las berenjenas, dejar en agua con vinagre durante toda la noche anterior. Luego, pasar por huevo y harina y poner a freír. Apartar y  dejar escurriendo para botar el exceso de aceite.

Preparar una salsa de tomate simple con albahaca.

Ingredientes:

– Lata de tomates pelados

– Albahaca

– Ajos

– Aceite de oliva

– Sal y pimienta

Calentar el aceite de oliva en una olla, agregar los ajos picados en cuadritos. Cuando estén dorados añadir los tomates pelados y licuados. Poner el fuego alto hasta que de su primer hervor para quitar la acidez del tomate. Luego bajar el fuego y dejar cocinar. Poner las hojas de albahaca fresca entera. Salpimentar.

Armado:

En una bandeja resistente al horno, hacer las capas de berenjenas con la salsa, el queso parmesano y el queso mozzarella; y seguir el mismo patrón hasta llegar al tope de la bandea. La última capa deberá ser de queso para que gratine.

Un tip para el horneado, que ha aprendí de mi mamá y ella de su abuela, es colocar unos trozos de mantequilla en la última capa, dar un toque más dorado al plato.

Cubrir con papel de aluminio los primeros minutos y luego quitarlo y dejar que dore. El tiempo de cocción es de aproximadamente 45 min en un horno alto. Como todos los ingredientes están ya cocinados, no deberá estar mucho tiempo.