Ñoquis de plátano y queso blanco al grill

SAM_2898

Esta receta me hizo ganar el 3° lugar en el

1er. Concurso Suramericano de Cocina LG HOME CHEF 2012

De querer unir mi descendencia italiana con mi venezolanidad, nace esta receta donde mezclo dos de mis comidas preferidas y además emblemas de Italia y Venezuela, los ñoquis y el plátano, respectivamente. El plátano, un alimento versátil, sirve de acompañante, contorno, postre y en este caso como protagonista de este plato principal. Además, el toque del queso blanco le proporciona esa costumbre tan nuestra y sabrosa de emparejar siempre el plátano y queso, pero de una manera más gourmet.

Ingredientes:
Masa para los Ñoquis:
– 3 Plátanos maduros
– Harina de trigo (cantidad necesaria)
– 1 Huevo
Salsa de Tomate:
– 3 Dientes de ajo
– 1 Cebolla mediana
– 1 Lata de tomates pelados
– Hojas de albahaca fresca
– 1 cucharada de Aceite de Oliva
– Sal y pimienta (Cantidad necesaria)
Queso blanco palmito (puede sustituirse por telita, de mano o guayanés) Es importante que sea un queso que se derrita, preferiblemente.
Preparación:

Ñoquis
Lavar y colocar los plátanos a hervir con su concha. (Para así preservar el sabor del plátano). Una vez listos, deben estar suaves como hacer puré. Pelar, extraer la tira de semillas que está en su interior. Proceder a aplastar hasta formar un puré sin grumos.
Añadir la harina poco a poco y hacer movimientos involventes de amasado para unir los ingredientes. Añadir el huevo. Amasar hasta que la preparación no se pegue en sus manos. Hacer tiras y cortar cubos de 2 cm. Por 2 cm.
Colocar en agua hirviendo con aceite (para evitar que se peguen) y cocinar. Los ñoquis estarán listos una vez que floten. Sacar y escurrir.
Salsa de Tomate

Colocar 3 ajos pelados y picados en brunoise (cuadros pequeños) y una cebolla mediana de igual manera; en aceite de oliva caliente. Poner los tomates licuados en la olla. Cocinar en fuego alto hasta el primer hervor y luego bajar la temperatura. El secreto de la salsa es cocinar a fuego muy bajo para que quede espesa, del rojo indicado y sin la acidez del tomate. Para continuar con la salsa, se condimenta con sal, pimienta y albahaca fresca. Dejar cocinar unos 20 minutos.

En una plancha caliente colocar una rodaja gruesa de queso palmito o cualquier variante de queso blanco nacional, hasta que la corteza del queso se muestre tostada. Emplatado: Hacer una cama de salsa, colocar los ñoquis encima y posar la rodaja de queso junto a ellos. Al momento de comer unir los cubitos de ñoquis con el queso para unir los sabores contrastantes.

Costillar de cordero al horno con papas y cebollas.

SAM_3277

Cocinar cordero es un tanto bíblico, más allá de la alusión religiosa que tiene de eliminar pecados, este preciado animal es capaz de quitar las penas de un solo bocado. Aunque el cordero posee una especial versatilidad, ideal para hacerlo en salsa ragú o guisado, esta vez viene al horno, acompañado de papas y cebollas. 

Ingredientes: 

Costillar de cordero

4 papas amarillas

3 cebollas grandes

Hierbas: romero, orégano, 

Pimienta verde entera

Mostaza 

Vino Blanco

Aceite de Oliva

Sal/pimienta

Preparación:

Costillar: preparar la marinada y dejar el cordero una noche en la nevera para que absorba los sabores. 

Marinada: mostaza, romero y orégano frescos (o secos según su gusto) vino blanco, pimienta verde entera, aceite de oliva, sal y pimienta negra molida. Cebollas en juliana.

Cortar las papas en redondo. Agregar todo en una bandeja para horno. El cordero junto a las cebollas y las papas.

Salsa: El líquido donde se marinó el cordero se coloca en una olla pequeña y se deja hervir hasta que espese.

SAM_3255

Cortar cada costilla para emplatar. Y listo un rico almuerzo dominguero, fácil y una saludable opción para cuando no queremos carne de res.

Ravioles rellenos de ricotta

SAM_2597

Preparar tu propia masa tiene un toque de magia. De alquimia simple, harina, agua, huevos; preparar masa se vuelve gratificante y fortalecedor. Como todo, lo aprendí con la práctica, teoría, TV e instrucciones de mi mamá y sus cuentos que empiezan siempre: “la nonna Giulia lo hacía así” Y resulta que, la nonna, siempre sabía lo que hacía.

Preparar estos Ravioles de ricotta es sencillo si se hace en orden y paso a paso.

Receta 4 – 5 personas

Ingredientes

Masa: 

500 grs. Harina de trigo

3 Huevos

Agua C/N

1 cucharadita Aceite de Oliva

Sal

Relleno:

1 kg. de Queso Ricotta (Requesón)

Perejil

Queso Parmesano /Pecorino

Nuez Moscada

Sal/Pimienta

1 Huevo

IMG_20140223_130527

Preparación

Masa:

En una mesada limpia,

Esparcir la harina y formar un volcán con ella.

En el centro de abrir los huevos.

Ir mezclando poco a poco con movimientos involventes, para ir formando una masa consistente añadir agua (a temperatura ambiente) y seguir amasando hasta finalizar la masa lisa y no pegajosa.

Envolver en papel plástico y llevar a la nevera.

Relleno:

Unir la ricotta, perejil picado, el queso parmesano (o pecorino), nuez moscada, y salpimentar al gusto. Agregar el huevo para amalgamar la mezcla. Dejar en la nevera, al rededor de 15 min.

Ravioles:

Amasar sobre una mesada limpia hasta que el espesor de la masa no pase de 5 mm, es decir, debemos dejarla lo más fina posible. Siempre se debe enharinar la superficie para evitar que se pegue la masa.

Una vez estirada lo suficiente se cortan círculos de masa (yo uso una taza mediana y me funciona) pueden usar un molde según el tamaño que deseen.

Se procede  a rellenar los ravioles, se sellan con un toque de agua y con la ayuda de un tenedor de aplastan los bordes. Para dar forma y evitar que la mezcla se salga durante la cocción.

Cocinar en agua hirviendo.

Para emplatar usar una salsa nápoli básica (pueden encontrarla en la receta de Gnoquis de la Nonna) y espolvorear queso parmesano sobre los raviolis.